Breakfast

Los beneficios de comer aguacate en el desayuno

Los beneficios de comer aguacate en el desayuno

tostada de aguacate

El aguacate, es un alimento que está presente en las cocinas de varios países. Caracterizado por su versatilidad, frescura, y sabor; el aguacate también es un fruto repleto de vitaminas, nutrientes y grasas saludables, por lo que es una gran opción para incluir en nuestras platos de comida, como en el desayuno.

¿Qué le pasa a tu cuerpo si comes aguacate en el desayuno?

Incluir el aguacate en nuestra dieta puede ayudar a mejorar nuestra salud al ser un alimento rico en vitaminas, nutrientes y grasas saludables. El aguacate también contiene luteína, un compuesto que se asocia a la mejora del sistema inmunológico y la capacidad cognitiva

A finales del pasado año, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Illinois, Estados Unidos, y publicado por la revista científica Journal of Nutrition, puso de manifiesto que este alimento ayudaba a mejorar la salud intestinal. Este mismo estudio se observó que aquellos sujetos que comían un aguacate diario mejoraban su capacidad de atención. Añadir este fruto en el desayuno, por ejemplo, supone la ingesta de gran parte de la energía necesaria para una mañana intensa.

Menor riesgo de depresión

El aguacate es uno de los alimentos que aporta mayor cantidad de ácido fólico, que a su vez previene la acumulación de homocisteína, una sustancia que puede afectar la circulación y el suministro de nutrientes al cerebro

¿Cuántos aguacates puedo comer al día?

A pesar de los beneficios que reporta para la salud, los expertos recomiendan no abusar y consumir como máximo medio aguacate al día. Además es importante ingerirlo de una forma combinada con otros alimentos, para conseguir una dieta equilibrada.

De hecho, un aguacate diario podría ser clave para ayudar a mantener bajo control al colesterol LDL, conocido popularmente como el ‘colesterol malo’. Así lo demuestra un informe de la Universidad Estatal de Pensilvania.

La investigación contó con 45 personas sanas, con sobrepeso u obesidad, con edades comprendidas entre los 21 y los 70 años. Los voluntarios siguieron una dieta alta en grasas durante 14 días. Tras esas dos semanas se realizaron tres tipos de dietas: una baja en grasa, otra moderada en grasa y, por último, una dieta moderada en grasa, pero incluyendo un aguacate.

Uno de los resultados más llamativos es que el nivel del ‘colesterol malo’ era más bajo en la dieta que incluía el aguacate.

Saludable para el corazón

La cantidad de vitaminas B5, B6, C, E, K, potasio y ácido fólico, convierten al aguacate en una fuente natural de energía. Además, el aguacate contiene un compuesto llamado beta-sitosterol, que ayuda a mantener un nivel saludable de ‘colesterol bueno’.

En Puerto limón te proponemos nuestra tostada de aguacate hecha al momento para que conserve todas sus propiedad.

Desayunos muy saludables para cuidar de ti

Es temporada de torrijas.

Torrijasa de la "Tia María"

Es temporada de torrijas, En Semana Santa es raro que no las veas en los escaparates de las pastelerías, como postre en la carta de cualquier restaurante, o preparadas caseras.

Cuál es el origen y la historia de este dulce tan típico.

De las torrijas, también llamadas torejas o tostadas según la zona, ya se hablaba en época de los romanos. Recetas del siglo I d.C. escritas por el gastrónomo romano Marcus Gavius Apicius ya mencionaban un dulce muy similar a las torrijasC

 

Aunque las torrijas, más parecidas a tal y como las conocemos ahora, tienen su origen en el siglo XV y nacen como una costumbre muy alejada de la celebración de la Semana Santa.

Estos dulces elaborados a base de pan duro, huevos, azúcar, leche o vino comenzaron a preparase para aliviar a las parturientas al dar a luz y favorecer su recuperación postparto allá por los años 1600. En un principio las torrijas se preparaban con rebanadas de pan de pequeño tamaño, y se servían acompañadas de una copita de vino.

Pero ¿cómo llegaron a ser un dulce de Cuaresma y Semana Santa? No se sabe a ciencia cierta como las torrijas se han instaurado como postre típico en estas fechas, pero lo cierto es que al ser un alimento saciante y calórico que aportaba energía, comenzaron a incluirse en la Cuaresma para compensar los períodos de abstinencia de algunos alimentos. Aunque la verdad cuesta creer que en la Edad Media sobrase mucho pan duro y el comer carne fuera tan abundante como para echarla de menos durante la Cuaresma.

Ahora que sabes las historia tienes dos opciones o te pones a mancharlo todo en la cocina, o te vienes a Puerto Limón a darte este gustazo de estas fechas que son las torrijas.

Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad